Comprar un automóvil en Canadá: una guía paso a paso

El proceso de compra de un automóvil en Canadá puede resultar confuso para los recién llegados al país. Esta guía completa lo ayudará a tomar las decisiones correctas.

Canadá es un país grande y hermoso, lleno de espacios abiertos pero que a menudo ofrece transporte público limitado, particularmente fuera de las ciudades más grandes. Eso hace que la propiedad de un automóvil sea una necesidad para muchos que eligen llamar hogar a Canadá.

Si bien algunas provincias específicas pueden aplicar regulaciones ligeramente diferentes, esta publicación describirá los pasos generales para la compra de un automóvil nuevo o usado, sin importar dónde está comprando en Canadá.

Paso 1: Establecer un presupuesto y verificar el seguro

Establecer un presupuesto es el primer paso para comprar un automóvil en Canadá. Por lo general, esto consistirá en identificar uno de dos números.

  1. La «suma global» máxima de dinero que está dispuesto a pagar para comprar un vehículo. Por lo general, las compras directas darán como resultado un costo general más bajo, sin financiamiento ni intereses involucrados.
  2. El monto máximo que está dispuesto o puede pagar por mes como una cuota del vehículo, más cualquier pago inicial pago inicial.

Seguro: se requiere un seguro antes de que pueda ponerse al volante de un automóvil en Canadá, por lo que debe investigar su elegibilidad antes de realizar una compra. Su historial de manejo en Canadá y su posesión de una licencia válida (ya sea extranjera o canadiense) influirán en su elegibilidad para el seguro de automóvil. Los grandes proveedores nacionales incluyen Intact Financial, Aviva Canada y Wawanesa. ¡Se anima a comprar! Tenga en cuenta nuestro artículo sobre cómo obtener una licencia canadiense aquí.

Paso 2: Búsqueda de un automóvil adecuado

Hay dos canales habituales para comprar un automóvil en Canadá:

< ol>

  • Vendedor privado: una persona particular que le vende un vehículo de su propiedad.
  • Vendedor comerciante: una empresa, probablemente un concesionario de automóviles. Las ventas de vehículos nuevos se realizarán casi exclusivamente a través de un concesionario.
  • Automática o manual: las cajas de cambios automáticas son mucho más comunes en los vehículos en Canadá que las manuales. Tenga en cuenta que los modelos de automóviles que cuentan con cajas de cambios manuales a menudo se venderán por varios puntos porcentuales menos que los modelos con cajas de cambios automáticas.

    Búsqueda en línea: la forma más eficiente de comenzar a buscar autos a la venta en Canadá es en línea. Los sitios web ofrecen una manera rápida y rápida de revisar los automóviles, con imágenes, precios, detalles de kilometraje y ubicación de fácil acceso.

    Algunos de los sitios web de indexación de venta de automóviles más utilizados en Canadá para encontrar automóviles nuevos y usados son autotrader.ca, auto123.ca y carpages.ca. Para las ventas privadas de autos usados, Craigslist y Kijiji son opciones populares.

    Nota: Los listados del Libro Negro canadiense proporcionan una guía de la industria comúnmente aceptada para establecer el valor promedio aproximado de autos usados ​​y nuevos. Este es un recurso valioso para valorar posibles compras al comprar un automóvil en Canadá.

    Paso 3: prueba de manejo y detalles de la garantía

    Antes de comprar un automóvil en Canadá, es importante realizar cualquier compra potencial para una prueba de manejo. El propósito de una prueba de manejo es obtener más información sobre el estado y el rendimiento actuales de un vehículo. Las pruebas de manejo se ofrecen como estándar en cualquier concesionario de renombre, que generalmente tomará una copia de su licencia de conducir de antemano.

    Es una práctica común que un cliente interesado lleve a un amigo o familiar con ellos durante una prueba de manejo, particularmente si el individuo adicional tiene más experiencia técnica.

    Inmediatamente antes de una prueba de manejo es una oportunidad ideal para inspeccionar el exterior de un vehículo. Los problemas a tener en cuenta incluyen daños a la carrocería, corrosión, luces defectuosas o llantas rotas. Justo antes y durante la prueba de conducción, se debe prestar atención al estado del interior, la capacidad de respuesta de la dirección, el rendimiento del motor, los elementos electrónicos del tablero, la eficiencia de los frenos y la suspensión, especialmente en vehículos usados.

    Garantía: Si la prueba de manejo es satisfactoria, el siguiente paso es establecer la garantía (si la hubiera) del vehículo. La mayoría de los vehículos nuevos en Canadá ofrecerán una garantía básica de tres años como mínimo, lo que dará derecho al comprador a reparaciones integrales o un vehículo de reemplazo en caso de que algún elemento que no esté sujeto a «desgaste» (como limpiaparabrisas o neumáticos) falle en el vehículo. Para vehículos usados, se pueden adquirir varias garantías adicionales como extra.

    Paso 4 – Inspecciones técnicas y pruebas de seguridad provinciales para vehículos usados ​​

    Si está satisfecho con su prueba de manejo y opciones de garantía en su vehículo, luego debe asegurarse de que cualquier prueba de seguridad provincial (como en Manitoba y Ontario) requerida para una venta inicial o reventa sea realizada por un mecánico de confianza. Los concesionarios generalmente cubrirán esto al vender un automóvil nuevo.

    Independientemente de los requisitos provinciales, después de una prueba de manejo satisfactoria de cualquier vehículo usado, se recomienda encarecidamente una inspección mecánica. Los compradores potenciales deben optar por uno de los siguientes:

    1. Inspección del garaje
    2. Inspección mecánica móvil

    La mayoría de los concesionarios permitirán la traslado de un automóvil usado a un garaje durante varias horas. Se recomienda el uso de un mecánico externo independiente, sin vínculos con el concesionario. Esta es una tarea de rutina para los talleres mecánicos, quienes deben proporcionar un informe detallado sobre el estado del automóvil.

    La inspección mecánica independiente móvil es una opción popular que se ofrece en todo Canadá, particularmente en las ciudades. Esto elimina la necesidad de que el comprador potencial lleve el vehículo a un mecánico y espere a que se lleve a cabo la inspección. El informe generalmente se proporciona directamente al comprador potencial por teléfono o correo electrónico.

    Tenga en cuenta que algunas provincias, incluida Ontario, requieren que un vendedor proporcione un paquete de información de vehículos usados ​​(UVIP) cuando vende un vehículo usado al por menor. Un UVIP indicará si un automóvil se reconstruyó alguna vez después de un accidente, se rescató o está implicado en deudas de terceros. Estos significan señales de alerta para los compradores potenciales. Si bien no es obligatorio en todo Canadá, se ofrecen informes similares a través de servicios privados como Carfax y Carproof.

    Paso 5: el proceso de compra

    Una vez que el comprador está satisfecho con el estado actual del vehículo, y se ha superado cualquier prueba de seguridad aplicable, comienza el proceso de compra y registro. ¡Finalmente, ahora está comprando un automóvil en Canadá!

    Para ventas privadas, se debe acordar y firmar un contrato básico. Un registro de venta (que enumere los detalles del vehículo y cualquier depósito pagado) es la norma. El pago mediante transferencia electrónica o cheque es el método más común, con intercambio de identificación. El vendedor retirará sus placas del vehículo y el nuevo propietario deberá colocar las placas recibidas después de registrar el automóvil. Los documentos de traspaso relevantes, firmados por ambas partes, normalmente serán proporcionados por las autoridades de registro provinciales (por ejemplo, SAAQ en Quebec, ICBC / Autoplan en Columbia Británica, etc.).

    Afortunadamente, los concesionarios de automóviles normalmente procesarán por completo tanto la venta al por menor del vehículo como el proceso de registro para un comprador. Esto significa que los compradores generalmente pueden irse sin la necesidad de colocar una placa nueva, y la placa existente en el automóvil ahora se registra a nombre del comprador.

    Para pagos de «suma global» a los concesionarios, pago directo de fondos electrónicos a través de Interac es el método de pago preferido y más seguro para completar la compra. Tenga en cuenta que es posible que su banco deba aumentar su límite de transacciones para permitir este pago. Los pagos con cheque también son comunes en Canadá, pero pueden requerir algún tiempo para su procesamiento.

    Cruzar la frontera

    Si desea comprar un automóvil en los Estados Unidos y traerlo a Canadá, entonces Necesito saber que es posible siempre que tenga en cuenta algunos consejos importantes. Prestar atención a los siguientes indicadores debería ayudarlo a lograr esta tarea:

    • Asegúrese de que su automóvil canadiense pueda pasar las normas ambientales y de seguridad de EE. UU.
    • Verifique los requisitos de seguridad del estado que tiene la intención de residir y conducir en los EE. UU.
    • Recopile todos los documentos relevantes relacionados con el seguro, la factura de venta y el registro.
    • Espere pagar un impuesto del 2.5 por ciento sobre el valor de compra de su automóvil cuando llegue a la aduana.

    Para los concesionarios que faciliten el arrendamiento o los planes de pago a plazos, los compradores deben asegurarse de que todos los detalles y las tarifas variables se revisen minuciosamente antes de firmar. Los planes de depósito directo son la norma para compras de este tipo.

    Por último, el comprador debe llamar a su proveedor de seguros elegido para asegurarse de que el seguro está vigente antes de ponerse al volante. Esto suele ser efectivo de inmediato.

    ¡Felices senderos!